Terapia Fotodinámica (TFD)

¿Qué es la Terapia Fotodinámica (TFD)?

La Terapia Fotodinámica (TFD) es una terapia muy novedosa. Se trata de un tratamiento que, de forma selectiva, actúa sobre carcinomas cutáneos superficiales, lesiones precancerosas y aporta nuevas soluciones en tratamientos para afecciones inflamatorias cutáneas. Es el caso del acné.

¿Cómo se aplica el TFD?

Combina dos elementos básicos:

  • Agente fotosensibilizante para el TFD

    Se trata de una crema que se aplica en la zona sobre la que queremos actuar.

  • Lámpara especial

    Se encarga de activar la sustancia que se encargará de regenerar la lesión.

Tras la aplicación de la lámpara, la crema fotosensibilizante se deja actuar entre 3 y 5 horas, a elección del dermatólogo según la lesión a tratar. De esta manera, se garantiza que las células “dormidas” absorban esa sustancia para que vuelva a ser sensible a la luz en valores totalmente normales.

terapia fotodinámica

¿En qué situaciones debe emplearse?

La Terapia Fotodinámica suele utilizarse para el tratamiento de algún tipo de cáncer de piel, como es el caso del carcinoma basocelular y el carcinoma escamoso in situ (enfermedad de Bowen). También para actuar sobre otras lesiones que puedan acabar convirtiéndose en tumores malignos. Por ejemplo, la poroqueratosis o las queratosis actínicas.

Además, en los últimos tiempos ha venido confirmándose los exitosos tratamientos con TFD en pacientes con acné inflamatorio o acné rosácea, pacientes que no pueden tomar ciertos fármacos por contraindicación o pacientes a los que, directamente, otros tratamientos no le han servido.

¿En qué se basa el tratamiento?

Tras el tiempo de la aplicación de la crema (esas 3 – 5 horas) el paciente puede desarrollar una vida normal. Cuando finalice el tiempo indicado por el dermatólogo, se deberá proceder a retirar la crema limpiando bien la zona y, posteriormente, se ilumina durante 10 minutos. Pueden necesitarse dos sesiones para este tratamiento.

¿Tiene efectos secundarios?

Puede tener efectos leves y pasajeros, como picores, calores, escozor, ardor… Nada que no alivie la aplicación de agua fría (en aerosol para esparcir), aire frío o, en casos más severos, algún analgésico que indique el especialista. Lo normal es que no se extienda más de dos días este problema. Puede aparecer alguna inflamación o aspecto de piel bronceada, algo normal también.

Postratamiento

Durante 48 horas deberá recubrirse la herida para evitar la fotosensibilidad. Es posible lavarse y ducharse con normalidad, intentando mantener la herida seca. Quizás, pueda completementarse el postratamiento de TFD con algún analgésico, como antes comentamos. Normalmente, una semana después programaremos una visita en la clínica dermatológica del Doctor Guillén para ver el estado de la lesión y si se requiere una segunda sesión de tratamiento.

¿Necesita concertar una cita para una consulta? Desde nuestra clínica dermatológica le ofrecemos los mejores tratamientos de Terapia Fotodinámica (TFD), contacte con nosotros sin compromiso e infórmese.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies