Lunares y pecas

¿A qué se deben los lunares y las pecas?

Los lunares (nevos) y las pecas se deben a una alteración que viene determinada por factores hereditarios, por la genética, conllevando ese factor un aumento claro en el número de melanocitos, las células encargadas de producir melanina y, por ende, de la pigmentación de la piel.

La cantidad de lunares, su tamaño, su forma, relieve… puede darse en distinta índole, pudiendo aparecer desde que una persona nace o en el transcurrir de su vida. No solamente tienen porqué aparecer en la piel, también puede darse en la boca, en los genitales y en zonas mucosas o semimucosas. Además, la exposición solar puede empeorar el estado de los lunares o pecas, así como aumentar su número al aparecer otros nuevos.

¿Qué lunares y pecas pueden ser peligrosos?

Se sabe que algunos lunares o pecas pueden acabar por transformarse en un tumor maligno o melanoma maligno y por esta razón es aconsejable acudir a especialistas para determinar un diagnóstico precoz. Además, se recomienda también una revisión periódica para cualquier lesión de la piel, en especial las que pueden acabar por convertirse en tumores malignos. Especialmente, los nevos o lunares congénitos grandes.

Los pacientes que cuenten con nevos atípicos (borde irregular, con varios colores) deben acudir inmediatamente. Para las personas con muchos lunares se antoja como prácticamente obligatorio acudir a revisiones periódicas para un seguimiento de las pecas y lunares. Más de 100 pecas o lunares suele ser peligroso por lo que, si es tu caso, acude cuanto antes a tu clínica dermatológica en Valencia.

 

Diagnóstico, prevención y tratamiento de los lunares y pecas

¿Cómo prevenimos y tratamos en Clínica Dermoguillen los lunares y las pecas? Lo hacemos con la técnica de la epiluminiscencia de superficie o dermatoscopia. De forma microscópica podemos identificar transformaciones que nos indiques la posible formación de un tumor maligno en un lunar o peca, además de poder recopilar todas las imágenes para realizar una evaluación y seguimiento continuo de cada caso.

Aquellas lesiones que se localicen y cuenten con un índice riesgo mayor de alteración o crecimiento deben ser extirpadas cuanto antes quirúrgicamente y se analizan para detectar posibles células malignas. Esto nos permite anticiparnos a la formación de tejido maligno.

Si necesita hacerte un análisis de tus pecas o lunares o requiere un seguimiento continuado en el tiempo, contacte ahora con la Clínica Dermatológica del Dr. Guillén y solicita toda la información que precise.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies